martes, 28 de agosto de 2012

RETROGAMER : BURNING FORCE



Cuanta nostalgia me produce recordar aquellos días donde uno compraba un juego por el dibujaco de la portada. Burning Force precisamente pertenece a ese selecto grupo de videojuegos; de esos rescatados de alguna estantería polvorienta  ante la turbadora visión de la portada. Aunque a veces ese desliz se saldaba con un bodriamen de cuidado, el juego del que os hablo, cuando menos no dejó tan mal recuerdo en mi memoria.


Con una moza que se tiene que sacar el carnet de “pibon pega tiros motorizado” como único guion, y a los mandos de una moto futurísticamente ochentera, uno tenia que patearse diversos mundos de la mas diversa escala cromática. Estos, como no, estaban trufados de robozones de diseño “mecha corcho pan”, con dudosas intenciones. Ante tal panorama, nuestra heroína no dudaba en pegar tiros a mansalva ante todo lo que se pusiera por delante. Como extra, en el último nivel de cada mundo, nuestra moto se transformaba en una versión cool de nave espacial, con no pocas similitudes con cierto testarrosa.

En fin, Namco fusilo sin compasión la formula de Spaceharrier, mezclándolo con algo de Galaxy force, y poniendo de envoltorio a toda una miss del pixel; Hiromi. Para un crio a punto de entrar en la pubertad todo un reclamo. Si a eso sumamos una dificultad amable, y una jugabilidad algo mas refinada que otros shooters similares, Burning force , sin llegar a la excelencia de otros clásicos, se hizo un lugar en mi hit parade particular, casi de la manita de otros como Arrow flash. Juegos modestos si, pero oigan, con su publico.


Por todo lo dicho supongo que me costó bastante poco soltar toda la idea mental que siempre me ha transmitido este juego, esa carrera constante hacia delante petando robots de diseño retro televisivo. Es precisamente en el detalle del robot y la escena inspirada en el primer nivel del juego, donde me despache a gusto. En cuanto a Hiromi hice dos versiones una con el visor del casco, y otra alternativa a cara descubierta.


Os dejo un video de la versión arcade, realmente muy superior a la de mega drive, con una ost a la altura y todos los acabados que le hacían pasar de algo justito en la versión mega drive a prácticamente un clásico en el arcade.


A todo lo dicho, y cambiando de tercio, solo añadir que verano he tenido mas bien poco y que si bien asoma tsunami de trabajo por el horizonte, seguiré subiendo frikadas varias, ni que sean a modo cuenta gotas. Al fin y al cabo, es con estas cosas con las que más me divierto. Un abrazo y espero que hayáis pasado un verano a lo grande!!